22 Jun

Neuroventas, ¿cómo venderle al cerebro?

Hablar de ventas hoy en día es un tema tabú porque muchas personas siguen utilizando muy poco, desconocen el cómo llegar al 85% de las decisiones de compra del ser humano, seguimos queriendo vender razones y características hablando demasiado, usando técnicas que el cerebro detecta y en automático éste pone un escudo anti venta.
Más allá de ser un buen vendedor, de generar confianza y de sentir que lo sabes todo, yo te invito a que descubras lo que la neurociencia pone en tus manos para utilizar a tu favor en una venta, ¿qué quiere el cerebro escuchar?, ¿qué quiere el cerebro comprar?, ¿qué necesita esa persona más allá de lo que tú le quieres vender?
Vender sin vender suena muy fácil, pero ¿es lo que realmente el cerebro quiere? Algo muy cierto es que ¡no nos gusta que nos vendan, pero si nos gusta comprar! y hoy en día se ha descubierto que el ser humano en realidad no comprar productos o servicios, el ser humano compra por lo que tu producto o servicio le aporta a su día a día, más allá de ese beneficio, es lo que el instinto reconoce como necesario para decidir si lo compra o no, en el intento de realizar una venta se satura de información al consumidor, ¿y qué crees? entre más sencillo y más directo sea el mensaje, el cerebro presta más atención, el consumidor volteará a verte, te escuchará, y lo más probable es que no se resista a comprar tu producto o servicio.
Quitémonos la idea de la cabeza de que es el precio o una promoción el factor más importante para lograr un cierre de venta, aquí la magia radica en qué dices, cómo lo dices, pero sobre todo qué le haces sentir para que tome la decisión de comprar tu producto o servicio, recuerda que somos 85% emocionales – instintivos y lo que tienes que hacer es venderle a los 3 cerebros, pero sobre todo empieza utilizar la emoción y las experiencias, utiliza imágenes, ¡indúcelo a la acción!.
Una vez que realices una venta, lo siguiente más difícil será que tu cliente te vuelva a comprar, es hacer que la gente te compre, te compre, y te compre; porque al final de todo, eso genera un evangelizador de tu marca y alguien que no se le olvida tu producto o servicio, y va a transmitir a los demás el mensaje de que tu marca es la ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Chat
Enviar